Hace unas semanas, la trabajadora de los Servicios Generales de Cáritas Diocesana de Málaga, Isabel Lera, ha cesado en su actividad con motivo de su jubilación. Isabel, natural de un pequeño pueblo de León, inició su vínculo con Cáritas en el año 2008, incorporándose como voluntaria al programa proinfancia. Un año más tarde fue contratada para dedicarse a tareas de coordinación dentro de este mismo programa, en el que ha desempeñado su labor con generosa entrega y vocación, destacando siempre por su sentido de la responsabilidad. Durante unos años también formó parte del equipo de administración, alternando sus funciones en ambos departamentos.
0
0
0
s2sdefault
powered by social2s