En esta sección, voluntarios, trabajadores y acogidos de los distintos centros sociosanitarios, Cáritas Parroquiales o proyectos de Cáritas Diocesana de Málaga, nos cuentan cómo se han adaptado a la nueva realidad que ha generado el Covid-19 para poder seguir acompañando a los más pobres.
«Pido a Dios y a la Virgen que intercedan por todos nosotros»
El Hogar Pozo Dulce para la acogida de personas que vivían en la calle, cuenta desde su origen con una comunidad de Hijas de la Caridad, entre las que se encuentra Sor Josefina Sánchez, a quien le ha sorprendido muy gratamente la actitud tan positiva que han adoptado los acogidos y disfruta cada día de esta oportunidad para conocerlos mejor.

«Esto es una oportunidad que nos da el Señor para crecer como personas»
Miguel Ángel Castro, como todos sus compañeros, continúa dando clases online a los alumnos del centro formativo “Sagrada Familia”. Ordenadores y teléfonos se han convertido en los principales aliados para no perder el gran vínculo existente entre maestros y alumnado.

«No se sienten solos, saben que cuentan con Cáritas»
José Luis Morales es uno de los miembros de la Cáritas Parroquial de Santiago, donde el pasado Jueves Santo iniciaron la campaña "Caridad desde Casa". Gracias a la generosidad y solidaridad de todos los que han querido contribuir, pueden seguir haciendo frente a la difícil situación que atraviesan muchas familias.

«Las familias saben que Cáritas siempre está ahí, con ellas»
Sin considerarse un héroe ni nada que se le parezca, el director de la Cáritas Parroquial Virgen de Camino, Sergio Guardeño, lleva mes y medio atendiendo de manera incansable a las familias de su barrio junto a su párroco, Leopoldo Antolín. Los demás miembros del equipo no pueden estar en estos momentos en primera línea debido a su edad, pero se encargan de llamar a las familias para transmitirles esperanza, fe y cercanía.

«Es este un tiempo donde Dios se emplea a fondo»
Ángel Antonio Chacón es el sacerdote que dirige la casa para reclusos y exreclusos Ntra. Sra. de la Merced. En estos tiempos difíciles, los que conviven en este centro de Cáritas Diocesana se sienten más unidos y fuertes que nunca. Con complicidad y cercanía, siguen manteniendo también el contacto con quienes ya un día dejaron la casa para tratar de rehacer sus vidas en libertad.

«La caridad nos transforma y abre nuevos caminos»
Alfonso Clavero dirige los apartamentos para mayores “Tomás de Cózar” y “Obispo Ramón Buxarrais” donde están acogidas 21 personas que, por diversas circunstancias, no disponían de una vivienda donde disfrutar de la última etapa de su vida.

«Nos están dando una gran lección de paciencia y buen hacer»
José Antonio Benítez, sacerdote claretiano, coordina los dos pisos de Cáritas Diocesana de Málaga para la acogida de personas migrantes en situación de vulnerabilidad. Durante todo este tiempo de confinamiento tanto él como los demás miembros del equipo, se han adaptado y reinventado para no dejar de acompañarles.

«Admiro, agradezco y aplaudo el servicio que los voluntarios están prestando a las personas sin hogar»
Mª Rosa Gutiérrez coordina el trabajo que realizan los voluntarios de las Cáritas del arciprestazgo Fuengirola-Torremolinos para procurar atender todas las necesidades urgentes.

«Es un regalo de Dios estar aquí en Pozo Dulce y vivir este confinamiento que está reforzando mi fe»
La tarea como trabajadora social de Remedios Romero en el Hogar Pozo Dulce ha cambiado durante esta etapa de confinamiento. Después de tantos años en este centro para personas sin hogar, la respuesta de los acogidos ante una situación tan adversa, le ha impresionado.

«Estamos lejos, pero tenemos el corazón con ellos»
Trinidad Ruiz es voluntaria de Colichet y aunque ahora no puede estar con los acogidos, intercambian con frecuencia vídeos y audios que les ayudan a sentirse cerca a pesar de la distancia. Además, cose para ellos batas y mascarillas para que puedan protegerse.

«En este mundo convulso, Cáritas es la Iglesia que sale en ayuda de los desfavorecidos»
Desde el año 2011, Juanjo Bretón desarrolla su voluntariado en el Área de Comunicación y Sensibilización de Cáritas Diocesana de Málaga, tratando junto a su equipo, de dar a conocer la labor que desempeña la institución al servicio de los más necesitados.

«Solo en mi parroquia, en el último mes hemos atendido cerca de 30 familias»
Marisol Fernández, directora de Cáritas Parroquial de San Andrés, en Torre del Mar, acude cada día a su parroquia a atender a las familias a las que va citando cuidadosamente para no hacerlas coincidir en el momento de espera.


 

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s