Las Cáritas Parroquiales de Santa Mª de la Victoria y San Lázaro, conscientes de las dificultades económicas de las familias a las que atienden, decidieron poner en marcha en las semanas previas a la celebración del Adviento, la iniciativa “Apadrina una ilusión”, con la intención de movilizar la solidaridad de las comunidades y de las cofradías presentes en la parroquia y conseguir que los más de 100 niños pertenecientes a esas familias tuviesen su regalo de Reyes.

Para María José Fuentes, directora de Cáritas Parroquial Santa Mª de la Victoria, y los demás organizadores, fue una gran sorpresa que en tan solo diez días ya tuviesen padrinos para todos ellos. «Comenzamos a difundir este reto por whatsapp entre los diferentes grupos con la intención de colocar más adelante carteles por las parroquias y establecimientos, pero no hizo falta. No esperábamos una respuesta tan generosa y eficaz», explica María José. La enorme acogida de esta actividad y la pronta respuesta de tantos colaboradores han hecho posible que se pudiesen incluir además las peticiones de otros diez niños de la barriada Cruz Verde.

Para colaborar, las personas interesadas solo tenían que rellenar un formulario y, una vez inscritos, recibían la carta a los Reyes Magos de uno de estos niños, además de las normas y plazos de recogida. «Con este gesto, los “padrinos” asumen el compromiso de comprar a estos niños un regalo de esa carta y dejarlos en el plazo previsto en la Casa Hermandad de la Cofradía del Amor, donde los más pequeños podrán recibirlos el día 3 de enero», explica la directora.
0
0
0
s2sdefault
powered by social2s