Del 13 al 24 de septiembre se abre el plazo de matriculación en la Escuela Teológica San Manuel González, en su sede en Málaga. Una oportunidad de formación que ofrece la Diócesis de Málaga, por la que ya han pasado 1.387 alumnos en la modalidad presencial y 96 en la semipresencial.

Aquí puede consultar toda la información sobre la Escuela Teológica San Manuel González, en sus diversas sedes.

La Escuela Teológica se inició en Málaga, como Escuela de Agentes de Pastoral el curso 1989-90, promovida por las Delegaciones Diocesanas de Apostolado Seglar y de Catequesis. Posteriormente ha abierto las siguientes sedes: Antequera (1993-94), Melilla (2013-14), Marbella (2017-18), Mijas Costa (2001-02), Nueva Andalucía (Marbella) (2001-02), Ronda (1997-98) y Torre del Mar (2003-04). En el curso 2015-16 se puso en marcha la modalidad semipresencial en los arciprestazgos de Coín y Ronda; posteriormente en los arciprestazgos de Álora (2018-19) y Axarquía Costa (2019-20).

La escuela ha renovado su Plan de Formación en el Curso 2010-11, y ha pasado a denominarse Escuela Teológica San Manuel González.

En sus 31 años de andadura han realizado el ciclo completo de formación 1387 alumnos en la modalidad presencial y 96 en la semipresencial

La Escuela es un ámbito formativo que actualmente desarrolla su actividad en seis sedes: Antequera, Málaga, Marbella, Melilla, Mijas Costa, Ronda y Torre del Mar, todas ellas al servicio de los arciprestazgos más cercanos. Además viene desarrollándose una forma semipresencial al servicio de los Arciprestazgos de Álora, Axarquía Costa, Coín y Ronda.

Además de su actividad propia pone su estructura al servicio de las ofertas formativas supraparroquiales de las distintas delegaciones diocesanas: Catequesis, Cáritas, Pastoral de la Salud, etc.

Objetivos

Entre sus objetivos:

- Proporcionar una formación básica a todos los agentes y responsables de pastoral que estén dispuestos a colaborar de forma directa en la evangelización, comprometiéndose en las actividades pastorales de la Diócesis y en la vocación específica de los laicos de transformar el mundo según Dios.

- Facilitarles una experiencia de diocesaneidad y de apertura a las diversas sensibilidades o estilos de vida cristiana presentes en la Diócesis.

Los destinatarios de dicha Escuela son aquellas personas que deseen una formación básica articulada y sistemática de la fe cristiana; que estén realizando tareas diocesanas o parroquiales, en las hermandades y cofradías, en asociaciones y movimientos, o que se preparan para ello; o que quieran estar presentes en los ambientes de nuestra sociedad con talante evangelizador.

No se requiere ningún requisito académico para ser admitido, solo ser presentado por el párroco, por el Consejo Pastoral o por el responsable del movimiento o asociación a la que pertenezca; comprometerse a seguir el proceso de formación de la Escuela, dando prioridad a la asistencia a la misma; y estar abierto a realizar un trabajo diocesano, si fuese necesario.

Cada sesión formativa tiene tres momentos: uno primero de exposición de un tema por parte del profesor; la entrega del tema escrito al alumno y estudio personal de este durante la semana; y una reunión de grupo para poner en común el trabajo realizado por los alumnos, con una metodología que facilita la unificación fe/vida. Esta se inspira en el método de la revisión de vida de la Acción Católica: ver/juzgar/ actuar. En la reunión de grupo el alumno presenta por escrito y expone una breve síntesis personal del tema y las respuestas al cuestionario del mismo, sobre las que se dialoga.

Lo temas que se entregan a los alumnos tienen como referencias principales la Palabra de Dios, el Catecismo de la Iglesia Católica y el Plan de Formación Cristiana de Adultos publicado por la CEE.

Modalidad semipresencial

La modalidad semipresencial está al servicio de los arciprestazgos donde está establecida.

Sólo se pueden matricular las personas de dichos arciprestazgos que, por distancia o incompatibilidad de horarios, no pueden asistir a la forma presencial.

La forma semipresencial tiene un desarrollo similar a la presencial, salvo que las explicaciones del profesor se hacen mediante videos. Por tanto, todos los alumnos tienen que estar integrados en un grupo de trabajo, que acompañará un monitor puesto por la Escuela.

Los alumnos tienen que participar en unos encuentros de todos los grupos de la zona para resolver las dudas surgidas en los temas estudiados, conocerse, crear sentido diocesano, introducir los núcleos temáticos de los próximos temas que tendrán que estudiar y abordar las posibles dificultades que surjan.
0
0
0
s2sdefault
powered by social2s