En el centro formativo Sagrada Familia se ha celebrado esta mañana el acto de clausura de los cursos laborales 2020, al que han asistido, además del Delegado Episcopal de Cáritas Diocesana de Málaga, Antonio Collado, la responsable del Área de acogida e intervención social, Berta Ramos, la responsable del Área de acción social, Mª José Gutiérrez, y el coordinador del centro, Jesús Arnanz.

En su intervención, Collado ha expresado la alegría que supone para todas las personas que forman Cáritas, contribuir a mejorar la formación y el empleo de personas con especiales dificultades sociales. «Os felicitamos por vuestra capacidad de esfuerzo y perseverancia porque a pesar de las cargas familiares y todas las dificultades a las que os enfrentáis, sois un gran ejemplo para todos nosotros y el mejor estímulo para continuar con esta tarea». Así mismo, ha animado a los alumnos a mantener los vínculos de amistad que han creado tanto con el personal del centro como con los compañeros. «Cáritas estará siempre aquí para ofreceros su apoyo, escucha y cercanía», ha añadido.

Empresas colaboradoras


Han estado también presentes en el acto representantes de las empresas colaboradoras con las que el alumnado realiza las prácticas (Más Cerca S.A.M. Esselent Clean S.L., Clece S.L. y Ávila Limsama S.L. ). A ellos, la directora del centro, Mª Auxiliadora Moreno, ha expresado su agradecimiento por la responsabilidad social y el compromiso que muestran estas empresas con personas con especiales dificultades sociales, económicas y educativas. «Sin vuestra colaboración no podríamos ofrecer oportunidades reales de acceso al competitivo mercado laboral y cerrar de manera lógica esta etapa formativa». Algunos de los representantes de las empresas allí presentes, como Alejandro Checa, gerente de Ávila Limsama S.L., también han querido tomar la palabra y agradecer a Cáritas que cuenten con ellos en esta iniciativa. «Para nosotros esta experiencia es muy enriquecedora. Tratamos a los alumnos como si de nuestros propios trabajadores se tratase y valoramos mucho su implicación y ganas de trabajar a la hora de valorar la posibilidad de ofrecerles un contrato laboral», añadía Checa.

Un total de 47 alumnos han recibido los certificados de profesionalidad correspondientes a tres modalidades formativas diferentes: Operaciones auxiliares de mantenimiento en electromecánica del vehículo; Limpieza de superficies y mobiliario en edificios y locales y Atención sociosanitaria de personas en el domicilio.

Además de la financiación propia de Cáritas, estos cursos cuentan con financiación del Fondo Social Europeo.
0
0
0
s2sdefault
powered by social2s