Residencia Buen Samaritano

Como cada día desde hace 53 años, cuando recibió la ordenación, Don Francisco se prepara para ir a Misa. Entra en la capilla y saluda al Señor con una inclinación profunda. Su destino, no obstante, no es la sacristía, sino uno de los bancos cercano al altar. Hoy tampoco se revestirá ni concelebrará, sino que se sentará junto al pueblo y junto a alguno más de sus hermanos sacerdotes. La Santa Misa diaria en el Centro Gerontológico El Buen Samaritano es un momento de encuentro de la comunidad sacerdotal decana de la diócesis. En la actualidad, son doce los sacerdotes (once presbíteros y un obispo, Mons. Buxarrais) que viven en este centro de Cáritas para personas mayores.

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s
Hoy es día de celebración para residentes y trabajadores del centro gerontológico El Buen Samaritano y muy especialmente para el sacerdote Juan Miguel González Rubio, quien cumple 50 años de ordenación sacerdotal, toda una vida de servicio en parroquias de distintos pueblos en los que también ha ejercido como maestro. En la eucaristía de acción de gracias, celebrada esta misma mañana en la capilla del centro, también le han acompañado el obispo emérito, D. Ramón Buxarrais, el delegado para el Clero, Francisco González, y otros compañeros y amigos.

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s
Colichet, Buen Samaritano y el Hogar Pozo Dulce han recibido ya las vacunas contra la Covid-19. En Pozo Dulce el 5 de enero, y en el Buen Samaritano y Colichet, entre los días 10 y 12 de enero. Como explica Patricio Fuentes, director del Buen Samaritano, «hay que destacar el gran despliegue por parte de la sanidad pública, junto al compromiso de los trabajadores de los centros, que permitió vacunar a las personas residentes y a los trabajadores. En El Buen Samaritano se desarrolló todo con normalidad y gran alegría. Era casi como la llegada de los Reyes Magos. No hubo ninguna incidencia ni ha habido reacción posterior a la misma».

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s
Francisco Domínguez, psicólogo del Centro Gerontológico Buen Samaritano de Cáritas Diocesana de Málaga, cuenta cómo están viviendo los mayores este tiempo de pandemia.

Mucho se ha hablado desde el mes de marzo sobre la vida en las residencias de personas mayores. Sabemos y sentimos que ha sido y está siendo una franja de edad muy azotada por la pandemia que estamos sufriendo. Hay muchos datos sobre esto y no es el objetivo de estas líneas incidir más en ellos.

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s

Para ayudar al centro gerontológico El Buen Samaritano, de Cáritas Diocesana de Málaga, durante la actual crisis del COVID-19, un grupo de profesionales, con la ayuda de numerosas empresas privadas, puso en marcha la iniciativa “Mayores Sanos Málaga”. Su principal objetivo era dotar de fondos al centro para que pudieran adquirir los materiales de protección necesarios, ante la falta de batas desechables, mascarillas, guantes, etc.

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s