Como viene siendo habitual en los últimos años, en el Hogar Pozo Dulce se hace coincidir la Fiesta de San Juan con el Día del Voluntariado. La celebración tuvo lugar el viernes 22 de Junio. Dio comienzo  a las siete de la tarde con una afluencia masiva de residentes y voluntarios. El aforo del salón de actos estaba al completo.

Hizo la presentación del acto el residente Rafael Sánchez con palabras de encomio y reconocimiento para el voluntariado del Hogar, a los que se dedicaba la fiesta. Como primer acto de la tarde tuvo lugar la actuación de un coro mixto de residentes, trabajadores de la casa y voluntarios que parodiaron, con gracia y humor, las distintas parcelas de actuación de los voluntarios: cocina, costura, plancha, centralita,... A continuación, el residente Francisco Díaz derrochó sus habituales dosis de humor con chistes y escenificaciones siempre gratas.

Le siguió en el escenario su compañero Francisco Prada que leyó un bonito texto dedicado al voluntariado. Salió al escenario, a continuación, Oscar Gámez que leyó y recitó un hermoso cuento sobre el amor. Acto seguido, uno de los principales poetas de la casa, Ramón Delgado, desgranó los poemas que publica en el último número de Pozos Dulces, 12; todos ellos dedicados a la Festividad de San Juan. Esta parte de la fiesta se cerró con la distribución del número 7 de la revista del Hogar; veinte páginas creadas por una Redacción en la que tienen asiento todos los residentes.

A continuación se procedió a cumplimentar la segunda parte de la fiesta. En el patio de la casa se compartió un refrigerio, con música, charla y mucha alegría que no impidió recordar a los ausentes; a aquellos que, por una u otra razón, no estuvieron presentes y a los que se había dedicado el trabajo de la revista que en aquellos momentos circulaba por el patio, en cuyo rincón, aparecía un “Júa”, que aguardaba paciente la hora de su quema.

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s