Cáritas Diocesana de Málaga prestará su ayuda a los niños del Colegio Misioneras Cruzadas de la Iglesia que hacían uso del servicio de comedor, y que por motivo de la crisis del coronavirus se han visto afectados por la suspensión del recurso. Los alumnos de este colegio, situado en la barriada Palma-Palmilla, proceden en su mayoría de familias con grandes necesidades económicas y sociales para las que este servicio suponía un apoyo fundamental.

También colaborarán con esta situación de emergencia la congregación de religiosas del centro educativo, la Agrupación de Cofradias y la cofradía de la Santa Cruz, además de algunos particulares que también han querido sumarse a esta causa.

El servicio entrará en funcionamiento mañana jueves, 26 de marzo y desde entonces se mantendrá todos los martes y jueves en horario de 12 a 14 horas. Serán los monitores del comedor quienes se encarguen de repartir las bolsas con alimentos entre las familias que serán citadas por orden para respetar las medidas de seguridad oportunas.

“Esta medida ha sido tomada ante la falta de respuesta por parte de la administración competente”, afirma José Miguel Santos, director del colegio. En nombre de todas las personas que componen la comunidad educativa, Santos quiere agradecer la sensibilidad mostrada por todas estas entidades de la Iglesia y por las personas de buena voluntad que han querido aportar su granito de arena para que los alumnos y sus familias tengan garantizado el abastecimiento de estos productos de primera necesidad.
0
0
0
s2sdefault
powered by social2s

INFORME FOESSA 2019

Calendario

Abril 2020
L M X J V S D
30 31 1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 1 2 3