Hace cinco años, la Cáritas Parroquial de San Juan de la Cruz (El Palo) vio la necesidad de crear unos talleres formativos que potenciaran la promoción laboral y personal de las personas que acudían en busca de ayuda. En ellos participan actualmente más de un centenar de personas, guiadas por un equipo compuesto por unos 30 voluntarios, que se encargan de impartir las diez modalidades ofertadas.

Entrevista a RAFAEL VIVANCOS, párroco de San Juan de la Cruz.

¿Cómo surge la idea de poner en marcha estos talleres?
La iniciativa nace sobre todo del deseo de involucrar a las personas que atendemos en su promoción personal y laboral. Queríamos que la ayuda de Cáritas no se viera reducida únicamente a una aportación material o económica. Y aunque la idea surgió del grupo de Cáritas, hace ya cinco años, en la Asamblea Parroquial, toda la comunidad adoptó este compromiso y hay muchas personas implicadas en su desarrollo.

¿Cómo reciben los participantes esta iniciativa?

A algunos al principio les incomoda porque están acostumbrados a que se les dé una ayuda sin contraprestación alguna. Después, en cambio, la gente lo agradece, como es el caso de una señora marroquí que de no saber leer ni escribir en castellano, está muy orgullosa porque ahora incluso se atreve a leer en público. Otras señoras del barrio que nunca habían ido al colegio también han aprendido a leer gracias a su paso por los talleres.

Actualmente, ¿Cuántos talleres tenéis en marcha?
Contamos con diez talleres, impartidos por unos 30 voluntarios: Español para extranjeros, Alfabetización, Informática, Manualidades, Inglés, Educación Vial, Economía Doméstica, Autoestima, Escuela de Padres y Empleabilidad son las distintas modalidades de las que participan un total de 107 personas, algunas de ellas en más de un taller.

¿Quién suele acudir normalmente a estos talleres?
En general, personas de nuestro barrio que necesitan ayuda económica de cualquier tipo, españoles y extranjeros. También asisten algunas personas simplemente motivadas por el hecho de aprender. Están viniendo también bastantes refugiados, procedentes de dos casas que ha abierto CEAR en la barriada, fundamentalmente al taller de español para extranjeros, pero no exclusivamente. Respecto a la procedencia de estos, los hay rusos, marroquíes, ucranianos, subsaharianos, venezolanos, colombianos… Ahora estamos tratando de implicar a los refugiados latinoamericanos para que sean ellos quienes impartan las clases de español a sus compañeros.

¿Qué dirías a aquellas Cáritas que se plantean iniciativas de este tipo?
Pues que den el paso, porque esto funciona. Estamos muy contentos porque los talleres nos han ayudado a ser parroquia cercana y servidora de los últimos. La nuestra, entre las parroquias de Málaga, se conoce como la “chica del Palo” y seguramente mucha gente no sea consciente del movimiento que tenemos aquí, que hay días que no se cabe en los locales parroquiales. Hay otras Cáritas en el arciprestazgo que conocen bien el trabajo, pero cuesta decidirse porque es complicado iniciarlo y mantenerlo. Es cierto que supone un esfuerzo en cuanto a la organización, pero desde luego proporciona más beneficio que quebraderos de cabeza y a la Iglesia le da vida porque es una parroquia en salida y con las puertas abiertas.

¿Tenéis algún momento de celebración especial?
Desde hace tres años en la Jornada Mundial de los Pobres celebramos un momento de oración y encuentro: rezamos, merendamos y charlamos. Este año, la señora marroquí que mencioné antes, se atrevió a leer una oración y fue un momento muy entrañable. Solemos terminar la oración con unos sirios cristianos rezando el padrenuestro en árabe, y una oración musulmana, también en árabe. Después compartimos la merienda y pasamos un rato muy agradable. A lo largo del año se celebran otras reuniones como la entrega de diplomas de fin de curso o la presentación del material elaborado por algún taller, como es el caso de los libros de recetas económicas del taller de Economía doméstica.

Aunque la gente local que va a los talleres no suele ir a misa, se siente querida y acogida en la parroquia, que es de lo que se trata. No les enseñamos catecismo, sino algo básico en la fe, que queremos ser hermanos.
0
0
0
s2sdefault
powered by social2s

INFORME FOESSA 2019

Calendario

Febrero 2020
L M X J V S D
27 28 29 30 31 1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 1