Cáritas de Zaragoza ha firmado recientemente un acuerdo con la Caja de Ahorros de la Inmaculada para facilitar el acceso a la financiación bancaria a personas en riesgo de exclusión. Los créditos, que tienen un límite de 600 euros (100.000 ptas.), deben ser devueltos en un plazo no superior a cuatro años y tendrán un interés fijo preferente.

Estos créditos están pensados para cubrir las necesidades de personas que no tienen posibilidades de acceder a un crédito normalizado puesto que tienen escasez de recursos o no están en disposición de poder demostrar ingresos y, aunque sus necesidades económicas básicas están cubiertas, no les permiten más que hacer frente al día a día, pero no a un gasto extraordinario en un momento puntual.

El interés de ambas entidades se centra en ayudar a estas personas a mejorar su calidad y nivel de vida, pero también su autoestima. Los créditos podrán ser devueltos en cuotas fijas y en plazos que dependerán de las posibilidades de pago de las personas que accedan a ellos.

Con esta iniciativa no se trata de suplantar las subvenciones de la Administración, ni de evitar las coberturas a fondo perdido de algunas necesidades que, desgraciadamente, habrán de seguir cubriéndose, sino de ayudar a personas que pueden asumir su propia responsabilidad frente a un microcrédito, no sólo para cubrir alguna necesidad, sino para elevar su calidad de vida.

La selección de los beneficiarios y las operaciones se harán a propuesta de Cáritas, que será quien detecte y valore la necesidad financiera de cada persona. A propuesta de los equipos parroquiales o los técnicos y mediante un Comité de Casos Diocesanos, se determinará el importe del crédito, de las cuotas y la forma de devolución.

 
0
0
0
s2sdefault
powered by social2s

INFORME FOESSA 2019

Calendario

Octubre 2019
L M X J V S D
30 1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31 1 2 3