Cáritas Internacional ha hecho público el siguiente comunicado con motivo de la celebración, hoy 29 de noviembre, del Día Internacional de Solidaridad con el Pueblo Palestino: «Con gran esperanza y constante inquietud, Caritas Internationalis, nuestra Confederación de organizaciones católicas de asistencia, desarrollo y ayuda humanitaria, ofrece su solidaridad, individual y colectiva, a la población palestina, que durante tantos años ha anhelado la paz.

Una paz sobre la base de la igualdad de derechos y la autodeterminación, una auténtica justicia duradera en una tierra que es el hogar de casi cuatro millones de palestinos. Estamos con todas las personas necesitadas que viven hoy en esa tierra. Nosotros no estamos con una persona y contra otra, con una comunidad sobre la otra, un Estado sobre otro, que está al acecho. Trabajamos cotidianamente para paliar el sufrimiento y la desesperanza, con acciones prácticas de compasión y desarrollo humano, como miembros de la sociedad civil que invierten en un futuro mejor para todos.

En este día de reconocimiento internacional del pueblo palestino, reiteramos nuestro compromiso para trabajar con todas las personas de buena voluntad que respetan a los demás, con el fin de defender sus derechos humanos y su dignidad. Nunca es suficiente hablar sólo de estas necesidades humanitarias. Todos somos partes interesadas en este asunto, luchamos por construir lo que hace tanta falta, trabajando juntos para eliminar muros que deliberadamente separan a personas inocentes de la vida que el Creador ha elegido para ellas.

Somos solidarios porque apoyamos y sostenemos la vida, todos juntos, compañeros de trabajo y colaboradores del terreno, sus familias y vecinos. Estamos con todos los palestinos e israelíes que hoy trabajan por la paz. Estamos con los compañeros de las ONG nacionales e internacionales, porque son constantes testimonios de la incansable confianza en la capacidad humana de superar duras dificultades. Durante décadas, la comunidad internacional se ha empeñado en la ayuda humana y económica, e incluso exigiendo iniciativas para poner fin al conflicto y la ocupación, así como a la espiral de violencia y el desorden, en los territorios.

Admitimos los obstáculos existentes para la paz, como ciertas nuevas construcciones visibles por un lado, que destruyen de manera invisible por otro, o hechos concretos en el terreno que destruyen el espíritu humano y la voluntad de creer de nuevo. Desde que inició este largo conflicto, la comunidad internacional ha propuesto resoluciones e instrumentos jurídicos, declaraciones y acuerdos, para ayudar a las partes en conflicto a encontrar una solución duradera. Caritas Internationalis confirma constantemente su solidaridad sobre la base del derecho internacional y el humanitario. Sabemos bien que la frase "la paz es posible" es algo mucho más vital que un eslogan, o una campaña.

La paz exige el respecto y la aplicación del derecho internacional. Exhortamos a los líderes palestinos e israelíes para que respeten las disposiciones básicas del derecho internacional, y que utilicen estos instrumentos para algo mucho más grande que la política. Imploramos a los líderes de la comunidad internacional para que se empeñen seriamente en la ”hoja de ruta”, porque todos los implicados en este proceso aporten nueva luz de esperanza en el futuro.

Nosotros exigimos que se ponga fin a la ocupación, para que puedan surgir de nuevo a la superficie las posibilidades de paz en los territorios, así como en toda la región. Pedimos a la comunidad internacional que invierta en este momento, para reconsiderar posibilidades, como la de una presencia permanente, que incluso controle y asegure un acompañamiento humano, evaluando objetivos y avanzando realmente. Pedimos a los palestinos e israelíes que se empeñen entre ellos como seres humanos, como vecinos, respetando las diferencias.

En los hogares y los corazones, los colegios y las calles, en los centros sanitarios y los lugares de culto, el caos y violencia provocan creciente desesperación. La crisis acrecienta una especie de degradante locura, que engendra comportamientos temerarios y autoridades beligerantes. La barbaridad y la demonización no han contribuido nunca a la pacificación. Condenamos, como siempre, toda forma de violencia de cualquier origen, así como las acciones que voluntariamente puedan mermar la humanidad de otras personas.

Queremos servir realmente de puente entre palestinos e israelíes, queremos ayudarles a superar los muros que por tanto tiempo les han separado de la posibilidad de vivir en paz. Podemos ver más allá de este callejón sin salida».

Roma, 29 de noviembre de 2004

Cáritas Internationalis, con sede en Roma, es una confederación de 162 Cáritas nacionales que trabajan actualmente en proyectos de emergencia, cooperación y desarrollo en más de 200 países y territorios de todo el mundo. Cáritas Española es miembro fundacional de Cáritas Internationalis.

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s

INFORME FOESSA 2019

Calendario

Octubre 2019
L M X J V S D
30 1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31 1 2 3