La secretaria general de Cáritas Diocesana de Canarias, Lola Correa, ha hecho un llamamiento a “tomar conciencia del sufrimiento humano y la vulneración de derechos” de que están siendo objeto los cientos de inmigrantes indocumentados que llegan estos días a las costas del archipiélago.

En concreto, la secretaria general de Cáritas Canarias se refiere a las lamentables condiciones en que son retenidas estas personas. Según señala Lola Correa aportando testimonios de los propios afectados, “después de estar cuarenta días encerrados, en condiciones poco dignas, los inmigrantes son esposados, amordazados, sedados y devueltos a África”.

Haciéndose eco de una información publicada el pasado sábado en la prensa local remitida por un enviado especial a la zona fronteriza entre Senegal y Mauritania, denuncia cómo los inmigrantes “son dejados en el aeropuerto de Nuadibú y luego recogidos por un camión usado para el transporte de animales, en el que viajan de pie, como si fueran mercancía, y llegados a un punto, considerado ‘tierra de nadie’, se les abandonan a su suerte”.

 “Los que están cerca de sus pueblos –añade-- llegarán a sus casas, pero los que han realizado miles de kilómetros, se quedan ahí…¡No son devueltos a sus países de origen!”.

Quebranto de garantías jurídicas

Ante esta situación, la secretaria general de Cáritas Canarias se pregunta: “¿Dónde están sus derechos como personas? ¿Quién les informa de sus derechos?”. Para Lola Correa, “además de que las repatriaciones no se están haciendo con todas las garantías a las que se apela desde el Estado, hay fundadas sospechas de que se quebrantan las garantías jurídicas de las personas inmigrantes, de que no son atendidas con el rigor suficiente… ¿Dónde está la responsabilidad de los gobernantes? ¿Dónde el respeto a los acuerdos?”.

Desde Cáritas Canarias se critica también la precaria asistencia jurídica que se ofrece a estas personas en las islas, ya que, se asegura, aparte de que “los juzgados no cuentan con medios suficientes”, los funcionarios judiciales “están doblando la jornada habitual, sufren desgaste físico y psicológico, y atienden a las personas de tres en tres”. Esta presión se extiende también a los policías, que “viajan en días alternos, acompañando vuelos diarios a la Península, para trasladar entre sesenta y setenta inmigrantes custodiados tan sólo por cuatro o cinco efectivos”.

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s

INFORME FOESSA 2019

Calendario

Octubre 2019
L M X J V S D
30 1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31 1 2 3